El autobús colorado

El autobús colorado.

¡Atchús!, vaya resfriado

Con tanto barro

por el camino,

pilló un catarro

la mar de fino.

Le da aspirinas,

el conductor,

con gasolina

para el motor.

Y una bufanda

de pura lana,

a ver si anda

por la mañana.

Pero estornuda

y se hace un lío

lo mismo suda

que tiene frío.

Lo lleva Elías

para el garaje;

en unos días

no habrá más viajes

El autobús colorado

prontito estará curado.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: